RSS

Minimalismo que aumenta tu productividad

16 Mar

Todo esto de ser productivo y de vivir con menos estrés, me ha hecho reflexionar en todo ámbito. Analizando mi vida, en realidad tengo demasiadas cosas que no uso, que no necesito o que me han regalado y los tengo como preciados recuerdos. En toda esta reflexión, llegue  pensar que tenía un grado de síndrome de Diógenes, — pero en realidad estoy exagerando 🙂 –.

Cuando te enfocas a analizar algo, en este caso, tus pertenencias, te das cuenta lo mal planificado que han sido tus compras, en algunos casos impulsivos, en otros casos, son las cosas que necesitamos. Al pensar en esto, le estas dando la importancia que tiene cada objeto que te rodea, lo que te permite, tomar mejores decisiones en cuanto a tus posesiones.

¿Por qué tener menos cosas?

En realidad, reformularía la pregunta, y la pondría ¿Por qué no tengo sólo las cosas que realmente utilizo y necesito? Este es el gran problema, generalmente no sabemos que es lo que necesitamos para nuestra vida. No evaluamos la necesidad que cubre ese objeto, o compramos algo porque el vecino o compañero de trabajo lo tiene, y yo no puedo ser menos que él. Compramos un departamento con 4 habitaciones, utilizamos dos, y las restantes las tenemos por si una vez al año viene la familia a quedarse a la casa. ¿No sería más eficiente pagarles un hotel? ¿O utilizar el comedor?

¿Experiencias o acumular cosas?

Cada  vez estoy más convencido que la satisfacción que deja una experiencia buena, está sobre la satisfacción de tener cosas. Disfruto más tomarme una cerveza con mis amigos, que ese plasma de 40 pulgadas que lo utilizo dos veces por semana, que lo compré para ver los partidos de fútbol con mis amigos.

Para nuestra sociedad poseer cosas, es sinónimo de éxito, o demuestra un mejor estatus. Pero actuar así, es subirse al camino de las personas que te rodean, no estamos construyendo nuestro propio camino.

¿Tenemos cosas? o ¿las cosas nos tienen?

Creo que estas dos preguntas son recursivas. Para mantener las cosas, requiere cierto grado de preocupación que cada uno le puede asignar a ese objeto. Luego, nos volvemos dependiente de esas cosas, convirtiéndose en una mochila que cargamos diariamente, y que se vuelve, cada vez más pesada. Después, nos preocupamos de proteger las cosas, seguros, etc.

Camino minimalista

Caminar al minimalismo, no quiere decir que no tengamos cosas, ni tener cosas de baja calidad. Significa en conocer claramente la necesidad que cubre cada objeto que uno posee, y evaluar periódicamente las cosas que tenemos con el fin de mantener solo las cosas que satisfacen nuestros objetivos actuales.

Construir un camino minimalista, nos hace conscientes de que las cosas que tenemos, nos responde el ¿Para qué? Y ¿Por qué? de cada cosa.

“Seguir un camino minimalista en el sentido amplio, te llevará a ser más productivo, ya que al tener menos cosas, tendrás menos preocupaciones, y más ocupaciones. “

¿Cómo comienzo este camino?

Excelente pregunta ;-), comienza por algo que sientas que te complica tu día a día. Por ejemplo por el armario o closet. Puedes leer una estrategia de cómo realizarlo, en el Blog de Vale de Oro, que yo también sigo, el artículo específico es http://valedeoro.es/libros/armario-minimalista

Mis agradecimientos a eltopo74, por la foto compartida.

Ahora cuéntame de ti… ¿Tienes muchas cosas?¿Sabes que es el minimalismo?¿Te gustaría comenzar este camino?

Anuncios
 
9 comentarios

Publicado por en 16/03/2012 en Productividad

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

9 Respuestas a “Minimalismo que aumenta tu productividad

  1. Berta

    16/03/2012 at 20:04

    Magnífica entrada, Julio. Cada día estoy más convencida de que quiero ser minimalista como camino a la mejora de mi desarrollo y productividad. Tenemos mucho que reflexionar y muchas limpiezas que hacer… ¡Gracias!

     
    • Julio Ortiz Gonzalez

      22/03/2012 at 13:34

      Así es! No pensé que tanto, pero solo cuando limpié mi closet, al otro día me dí cuenta que ese pequeño cambio me trajo muchos beneficios…

      muchas gracias por pasar @Berta!!

       
  2. simonjosepulido

    18/03/2012 at 3:13

    Menos es más, está clarísimo!
    Muy buen post, Julio.

     
  3. JC

    19/03/2012 at 7:11

    Julio, es todo un tema el que has elegido. No se si el camino es el minimalismo, pero algunas veces la duda la he resuelto tratando de responder la siguiente pregunta:

    ¿Realmente necesito esto?

    A veces la respuesta es no, y a veces luego de muchos “no”, cuando la pregunta viene una y otra vez, termino revisando otros aspectos que me pueden ayudar a resolver la cuestión.

    En algunas ocasiones comprar algo que me gusta es una satisfacción espiritual (por contradictorio que parezca). Algo así como un premio a mi esfuerzo cotidiano. A veces necesitarmos ser amables con nosotros mismos, y por ahí tu televisor de 40″ para ver futbol dos veces por semana con tus amigos es una de esas cosas que sí vale la pena.

    No hay respuestas únicas.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: ¿Cómo saber si se tiene el control?

     
    • Julio Ortiz Gonzalez

      22/03/2012 at 13:33

      así es @JC, esta evaluación la debemos realizar cada uno, no existe una regla. Como tu bien dices, para otra personas puede ser que ver ese televisor de 40″, es el premio de su esfuerzo, puede ser que no lo utiliza mucho, pero sin él no sería feliz..

      muy buena reflexión y gracias por la visita 🙂

       
  4. Luis Angel

    15/05/2012 at 15:22

    Cuan identificado me siento con este post. Soy un estudiante jóven, y por azar de la vida, mis padres tuvieron que irse al extranjero a trabajar, es en ese momento, cuando de golpe y porrazo te ves que además de tus antiguas obligaciones de estudio… te vienen muchas otras como, limpieza de la casa, comidas, compras, etc… y de repente ves las cosas de otra manera distinta.
    Esos adornos que antes veías tan bonitos en las estanterías, ahora no son más que trastos que debes limpiar y separar cada vez que intentas quitar un poco el polvo de la casa. Todos esos aparatos de cocian: tostadoras, licuadoras, jamonero… que apenas usas nunca, lo único que aportan es acumulación de grasa al final de la semana.
    Al final te das cuenta de qué cosas realmente necesitas y te aportan en tu vida, y cuáles lo único que hacen es robarte nuestro preciado tiempo.

    Como veis, este tema da para mucho 🙂

    saludos,
    Luis

     
    • Julio Ortiz Gonzalez

      28/05/2012 at 17:19

      Que buen resumen tu experiencia!!.. así es es mejor solo tener los objetos que se necesitan para cubrir nuestras necesidades, lo demas, solo estorba..
      Suerte, yo igual estoy recién comenzando este camino…

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: